30/06/2020
CONSEJOS PARA MANTENER UNA BUENA POSTURA EN UN HOME OFFICE

Debido a la situación actual por el coronavirus, son muchas las personas que se encuentran trabajando desde sus casas. Adaptarnos a esta nueva modalidad de trabajo, ha traído como consecuencia que mucha gente sufra de dolores de espalda y cervical. Afortunadamente, con algunos ejercicios y cambios en nuestros hábitos, podemos combatir estas dolencias. Sentarse cómodo es esencial para nuestra espalda y postura, es por eso que en nuestra siguiente nota, te brindaremos algunos consejos que puedes poner en práctica si estás padeciendo alguna de estas molestias.

Para empezar, si pasas mucho tiempo sentado, es importante realizar estiramientos. Puedes empezar poniéndote de pie, alzar los brazos y estirar todo el cuerpo, cuello, dedos, manos y torso. Otra opción es hacer pausas mientras trabajas y caminar durante varios minutos. Recuerda que permanecer tanto tiempo sentado no es saludable.

Si bien nuestra casa, ahora convertida en nuestra oficina, no está preparada como debería, es decir, no cuenta con una silla ergonómica, un reposapiés o un escritorio adecuado, podemos hacer algunos cambios o seguir algunas recomendaciones para evitar que surjan ciertas dolencias en nuestro cuerpo. 

 

  1. La pantalla o monitor debe quedar a la altura de nuestra vista, por lo menos a 50 centímetros de distancia, para así mantener la mirada siempre al frente, esto ayudará a mantener el cuello recto y evitar quedar en un posición incómoda para este. 

  2. Los hombros deben mantenerse rectos, relajados y pegados al cuerpo. Debemos permanecer erguidos.

  3. Debajo del escritorio o mesa, se debe tener un espacio lo suficientemente cómodo para las piernas, esto ayudará a mantener una circulación de sangre adecuada. 

  4. Los pies deben estar pegados al suelo o apoyados sobre un reposapiés.

  5. Los brazos, antebrazos y muñecas deben estar línea recta. Es importante no tipear con los brazos en suspensión. Los antebrazos deben estar apoyados en el escritorio en caso no contar con una silla con apoyabrazos. Finalmente, las muñecas tienes que estar relajadas y alineadas con respecto al antebrazo. 

  6. La espalda tiene que estar recta, respetando su curvatura natural y de ser posible, apoyada sobre un respaldo. 

  7. La cadera debe mantener un ángulo entre 90º a 100º con los muslos paralelos al suelo, y las rodillas deben formar un ángulo mayor a 90º. 

  8. Un último ejercicio bastante sencillo para poner en práctica es mirar cada cierto tiempo hacia algún punto fijo lejano, esto ayudará a relajar los músculos oculares.

Es importante darse un espacio entre la jornada laboral para realizar pequeños estiramientos, modificar nuestra postura, caminar unos minutos, tomar agua o simplemente descansar un poco, de esta forma cuidamos nuestra postura y evitamos el estrés.